19 febrero 2010

Me molesta sobremanera la "serpiente" ínsípida, anoréxica y poco funcional a la que mal llamaron vuelta izquierda de lo que será el nuevo "par vial Rosales-Pino Suárez". El crucero Rosales - Luis Encinas, era, en mi opinión, el único crucero bonito de Hermosillo.

El puentucho ese vino a desgraciarlo. Cuando uno entra a la ciudad desde el Norte, pr el Rosales (o bulevar Rodriguez, o bulevar Kino, según la altura de esta vialidad), el armatroste mal hecho te tapa la vista de la Unison y de la plaza Emiliana de Zubeldía.

Te tapa tambien al Hermosillo Flash, que para bien o para mal, es un distintivo y el sitio que te daba la hora o las noticias y te hacía ubicarte en tu realidad cuando venías de haber estado fuera algunos días.

Pasar por abajo de ese puente a desnivel y mirar hacia arriba es observar un ejemplo de las cosas mal hechas, desganadas, de palpable baja calidad.

Del distribuidor vial setentero que se construyó en Luis Encinas y Solidaridad, y que en pcos años dejará de ser funcional (si es que ahorita la es), me reservo mis comentarios, que también, por supuesto van por el mismo camino.
Maldita hora en que se les ocurrió el Plan Sonora Proyecta.

2 comentarios:

Enrique dijo...

Todavía más caótico el trazado de las líneas de los carriles questán en un tramo del Encinas hacia la Rosales, que se hacen así como que muchas. En Perú todo es perfecto.

aLejandra dijo...

jajaja.... tienes razón, ahora pasé por el Encinas y wacala!

Ah!.. y al paso que vamos, con lo que le está pasando a nuestras calles, creo que Perú si será perfecto a comparacion nuestra!