30 noviembre 2008

Pollito

El pollito que me regalaste en mi cumpleaños, porque sabías que los perros, como el que mi abuela le dio a mi hermana, a mí no me gustan, ni tampoco los gatos me gustan porque me dan alergia, de hecho no sólo no me gustan, sino que también siento como que los odio, bueno, aunque no sé si eso es odiar, tal vez ellos me odian a mí pero yo lo que siento por ellos no es tan fuerte como el odio, además que procuro no odiar para no desperdiciar energía, y es que una vez, un gato me miró feo y yo intenté devolverle la misma mirada, y creo que no funcionó porque él la hizo aún más fea y luego se fue, y es que las miradas de gato, aunque profundas, no me gustan, prefiero las profundas, pero bonitas como la que tenías tú, hasta aquél día que la cambiaste por una difusa y distante cuando me diste el pollito, al que cuidé mucho mucho, pero se me murió ayer. Quiero un pollito.

5 comentarios:

Bobby dijo...

He guardado tu blog en mis favoritos, aqui me veras comentando en tus ideas
nos vemos en yoga nena

Sweet lovely death dijo...

Es triste. :( pero me gusta.

Hola :)

ppon dijo...

yo tambien quiero ir a yoganena
cri .. cri..


vi en discovery kids que los gatos no distinguen rostros humanos, te conocen por tu olor y voz..

porque nos mientes alejandra?

ntc jaja

quieres uno de colores?

aLejandra dijo...

Vamos a yoganenes pues jaja!

de hecho quiero dos: uno rubio natural y uno azul cielo..

me los regalas pepon?

ppon dijo...

mm ... sip